Declaración de Amor

/ viernes, marzo 28, 2008 /
Te quiero, simple y llanamente. Eres la esencia de todo lo que he buscado en otro ser humano. Sé que una parte de ti está dudando por un momento, y si es así, entonces significa que tú también sientes algo. Todo lo que te pido es que no lo obvies y lo consideres aunque sólo sea por diez segundos. No hay otra alma en este jodido planeta que me haga ser la mitad de persona de lo que soy estando contigo. Y arriesgaría esta amistad por la oportunidad de que lo pensaras porque está ahí, entre tú y yo, no puedes negarlo. Incluso si no volvemos a hablarnos después de esta noche, por favor, créeme si te digo que me has cambiado para siempre, por quién eres y por lo que has significado para mí. Por todo esto, considero que no necesito una pintura de pájaros para acordarme de ti...

Persiguiendo a Amy, de Kevin Smith

1 cosillas al respecto:

{ juan carlos } on: 24 de abril de 2008, 18:13 dijo...

Creo que no me equivoco si digo que es su mejor película después de Clerks.

Publicar un comentario

 
Copyright © 2012 El Increíble Hombre Estufa, All rights reserved
Design by DZignine. Powered by Blogger